quarta-feira, 12 de dezembro de 2012

CHAVEZ SALIÓ BIEN DE LA OPERACIÓN Y ESTÁ TRANQUILO EN SU HABITACIÓN



CHAVEZ SALIÓ BIEN DE LA OPERACIÓN Y ESTÁ TRANQUILO EN SU HABITACIÓN



En cadena nacional el vicepresidente de la República, Nicolás Maduro, informó que, después de seis horas, concluyó intervención y presidente Chávez se prepara para etapa postoperatoria de varios días.

En cadena nacional de radio y televisión transmitida este martes desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, pasadas las nueve de la noche, el vicepresidente ejecutivo de la República, Nicolás Maduro Moros, informó que, luego de seis horas, concluyó la intervención quirúrgica correctiva de la lesión que reincidió en el mismo lugar de la antigualesión" y "podemos decir que el Comandante ya se encuentra en su habitación iniciando los tratamientos especiales que el equipo de médicos y expertos de distintas partes del mundo han anunciado para la etapa postoperatoria, que durará varios días".

El Vicepresidente anunció que el Gobierno bolivariano informará diariamente sobre la evolución del Presidente. Añadió que la operación fue "compleja" y refirió que los médicos "han estado en comunicación permanente con nosotros" y, a la vez, el Gobierno ha estado en contacto con los familiares de Chávez en Cuba y en su natal Barinas.

En la alocución también agradeció "todo el amor, el más puro amor, el más grande amor que la gente de bien de esta tierra venezolana ha dedicado con su oración para que esta operación culminara correctamente y de manera exitosa".

Maduro reconoció que "hemos vivido momentos de preocupación, de acompañamiento, de oración con nuestro Comandante presidente Hugo Chávez". Expresó que "desde la alta montaña de Bolivia nuestros pueblos indígenas han activado toda su fuerza espiritual para acompañarnos en esta batalla por la vida de nuestro Comandante, que también es su Comandante".

Hizo un "llamado amoroso" para que se mantengan activadas las fuerzas espirituales, en vigilia permanente. A los líderes, movimientos sociales y amigos del mundo y de esta América del Sur sagrada, Maduro les pidió: "mantengamos una oración sincera, un sentimiento sincero". "Como decía el compañero Diosdado Cabello, no piensen que la tristeza es debilidad, la tristeza es fuerza, el dolor compartido de un pueblo genera más dignidad y conciencia de la hora que estamos viviendo", advirtió visiblemente conmovido.

Informó además que en Cuba acompañan al Jefe de Estado bolivariano "sus hijas, hijo, nietas y nietos. Del alto mando político están Diosdado Cabello, Cilia Flores, Jorge Arreaza y Rafael Ramírez, quienes están a su lado como hijos en vigilia". También, dijo, "le hemos transmitido esta información a su hermano Adán Chávez que está en Barinas (...) Queremos a través de esta cadena expresar nuestra solidaridad a los familiares de Chávez, que son nuestra familia también".

Llamó también a que la oración impida que el odio de los enemigos de la Patria no sea inoculado: "minimicemos el odio y ese veneno hasta que desaparezca, hasta que lo neutralicemos plenamente".

"Este momento espiritual de la Patria nos debe servir para unirnos en el amor, para unirnos en los grandes valores de la Patria, para unirnos, y lo digo con el corazón, en Chávez. Comandante, aquí lo esperamos sus hijos, usted tiene que regresar, aquí lo esperamos nosotros sus hijos, que hemos jurado ser leales a usted aún más allá de esta vida, y si hubiera otra vida seríamos leales y seríamos sus soldados por siempre", juró nuevamente Maduro con gran emoción.

Luego dijo a Chávez: "aquí estamos cada quien haciendo lo suyo, trabajando".

Culminada la cadena nacional, Nicolás Maduro se fue hasta la Plaza Bolívar y dijo a los cientos de congregados en vigilia y unidos en oración cristiana: "podemos decir que el Comandante Chávez ha superado el primer obstáculo (…) Aquí le esperamos en esta cuna de la libertad de América".