sexta-feira, 10 de maio de 2013

Cristina Kirchner homenageia Jorge Pereyra às vésperas do Primeiro de Maio

En este día muy especial, ahí había una bandera que se agitaba recién, la del Partido Comunista Congreso Extraordinario.

Quiero rendirle un homenaje a quien falleció hace pocos días, a Jorge Pereyra. Quiero decirles que no es un homenaje de protocolo, a la familia Pereyra la conozco de toda la vida porque vive en la cuadra donde todavía vive mi madre y donde yo viví desde los 10 años, 552 bis, entre 7 y 8. Ahí vivía la familia Pereyra
y él siempre fue militante del PC, en el barrio todos decían “esos son militantes del PC”. Claro, en
aquella época… Recuerdo una anécdota, estábamos en la casa de mi madre, ya había venido el golpe,
la dictadura, año 76, nosotros estábamos todavía en La Plata, y de repente cerraron la cuadra.
Me acuerdo que estábamos con Néstor y dijimos sonamos, hasta acá llegamos. Pero resulta que
no venían a casa, venían a la casa de Jorge Pereyra, que no estaba, estaba su padre. Su mamá vendía
plantas me acuerdo, tenía un chalecito muy lindo y la recuerdo como si la estuviera viendo, una señora de mejillas coloradas, pelo canoso, una mujer sencilla, una vecina, y tenía un negocio al fondo de su casa, un pequeño vivero donde vendía plantas. La queríamos mucho todos en el barrio, una señora muy buena vecina.

Y como Jorge no estaba porque obviamente era un blanco móvil, como éramos en esa época todos
los que teníamos alguna idea, se llevaron a su padre preso y estuvo más de un año detenido en la unidad carcelaria número 9 de La Plata. Después yo me fui a vivir al sur con Néstor, mamá me contaba siempre cómo su mujer lo iba a visitar a la cárcel hasta que finalmente fue liberado. Por eso el homenaje que le quiero hacer a este militante es además muy sentido desde mi corazón y fundamentalmente porque lo conocí
desde muy joven y en épocas en donde conocerse con alguien que militaba era peligroso.

Así que quería rendirle este homenaje, mañana va a ser el Día de los Trabajadores, y convocar a todos a seguir trabajando por un país mejor, por un país sin violencia, sin nada que incite al odio o al enfrentamiento con el otro. Se pueden tener ideas diferentes, de hecho todos tenemos ideas diferentes, no me hace falta estar en otro partido para tener ideas diferentes, por lo menos en el peronismo podemos dar cátedra de ideas diferentes. Nadie se sienta mal por lo que decimos porque en el peronismo tenemos gran amplitud.
Es una cosa que siempre nos han criticado y nunca nos han entendido algunos otros partidos por ahí de Latinoamérica, no voy a decir nada de nadie en especial para no comprometer. Pero me acuerdo que un día  estaba dando una disertación en la Universidad de Berkeley y estaba Tulio Halperin Donghi, que es titular de cátedra en esa universidad norteamericana, y alguien -ya habíamos dado la charla, después vinieron las preguntas-preguntó si podía explicar exactamente de qué se trataba el peronismo. Yo dije que tenía boleto
ya de ida para la Argentina y que no podía quedarme más para dar algún curso en especial, que además
seguramente tampoco me iba a alcanzar, pero creo que -sin que nadie se sienta mal- el peronismo es un poco como los argentinos, somos una mezcla rara.

Pero definitivamente sí comprometernos como siempre, más allá de la dedicación o la idea partidaria
que hemos tenido, o por lo menos ha tenido quien les habla desde muy joven, comprometerme como lo he hecho siempre con los 40 millones de argentinos en seguir trabajando, en seguir empujando el carro como lo venimos haciendo, sin echar la culpa de nada a nadie, simplemente poniendo el compromiso del esfuerzo
y el trabajo cotidiano, son las cosas que podemos contar. Si uno leyera todas las obras que hoy hemos firmado con los intendentes de las provincias de Santa Fe, de Buenos Aires, de Córdoba, lo que es el hospital de alta complejidad, que está detallado cada una de las cosas que van a hacer, tienen todas sus banderas, el Peronismo Militante, La Cámpora, todos, todos, el socialismo, todo este colectivo, yo ya no hablo de partido, ni siquiera de movimiento, colectivo, un conglomerado, un colectivo de gente de distintas
historias, de distintas experiencias.

¿Quién podía decir que los peronistas podíamos estar con gente del Partido Comunista en el año 73 y no te cuento allá por el 40? Ni hablar. Así que creo que todo esto es bueno, porque significa evolución y progreso. Cuando uno es capaz de incorporar a partir de las coincidencias, dejando para el final las disidencias, me parece que habla de un país que ha crecido, que se ha desarrollado, y que ha crecido fundamentalmente desde adentro, desde la calidad de cada uno de nosotros, de los seres humanos, y la verdad que esto me pone muy feliz como Presidenta. Como decía el otro día, hay de todo en todas partes
pero lo que es importante es que cada vez seamos más los que pensemos que lo más importante es
el país y que como digo siempre la patria es el otro, que es la mejor manera de poder seguir trabajando.
Felicitaciones, muchas gracias y feliz Día del Trabajo mañana para todos y para todas”.